trabajo reciente

27.7.10



algunos renders recientes realizados en el trabajo como asistente de diseño, dibujante y modelador en paredes y paredes arquitectos

el diseño de las cabañas y la funeraria son del arquitecto roberto paredes martell, y la casa de playa, del lago y edificio corporativo del arquitecto juan carlos paredes, tuve la oportunidad de colaborar en el diseño de dichos proyectos

Publicado por manuel peña en 12:44 0 objeciones! Enlaces a esta entrada  

de como las ganas de escribir regresaron a mi

23.7.10

siempre he sido un tipo sistemáticamente incoherente e incoherentemente sistemático, leo bastante, pero solo logro escribir cuando hay sensaciones o hechos q trastocan (ó agitan) mi vida, o lo que sería lo mismo cuando derrotó a la pereza. todo lo demas que escribo es obligación o intentos fallidos. Desde hace algunos días perdí ese deseo, creo que fue cuando deje de leer a cortázar que era el único que me ha provocado deseos de escribir, luego de entretejer sus cronópios en mi mente, exceptuando algunos intentos motivados por uno que otro hecho tristemente o alegremente célebre en mi vida

pero este día volvieron esas ganas, muchos amigos bloggers que leo realmente saben entretener, uno se emociona el leerlos, generan polémica, yo no puedo hacerlo así, o hasta ahora no he podido, más bien lo hago como medio de expresión, así como esta mezcla rara de prosa, relato, confesión y autobiografía. En lo que respecta a mí sigo amando los detalles, el aspecto de antiguedad, de cosas bien vivídas; sigo siento desordenado, sigo apasionado por lo que hago (siempre demasiado apasionado), pero es como salir del túnel en el que estás inmerso, que sabes que es momentáneo, pero al ver que nunca acaba te desesperás.

pero te reencontré, se que nos diferente porque te reconozco al mirarte, sabes también que soy el mismo pero un poco mas obtuso, como vos decís, no podemos ser mas que dos sencillas personas que se ríen de las luciérnagas sin luz y de los bloopers cotidianos, somos vos y yo, lo mejor que soñamos ser y que hasta que ya no estemos nos vamos a dar cuenta que el paraiso lo vivimos aquí en el día a día, mojándonos bajo la lluvia, recorriendo el concreto de las calles de esta ciudad tercermundista con tantos peligros y tanta magia. como me recuerda a Oliveira y la Maga, sin lo snob, pero a veces con lo autodestructivo que los humanos solemos ser pero que vencemos cuando decidímos ser nosotros mismos

porque podemos convertir cualquier lugar en un bosque de eucalíptos, descomponer o componer el mundo,no necesito mas que tus promesas, y tus fallos, que tu mano me tome fuerte, tu voz para apaciguar mis tormentas, que tu boca para fundirme en el infinito y volver a realmente donde yo habito. junto a vos. para volver a nuestra casa, la eternidad.

Publicado por manuel peña en 22:45 3 objeciones! Enlaces a esta entrada