escribiendo desde igoogle

30.7.09

me ha maravillado como puedo tener todo en el igoogle, la pagina de inicio customizada de goole, es un mounstro google definitivamente...

tengo mi:

greader
twitter
msn
facebook
gmail
el clima
noticias
calendario...

todo tengo solo falta q te de comida... increible al tecnologia

lo amo y lo quiero

25.7.09

Publicado por manuel peña en 8:49 1 objeciones! Enlaces a esta entrada  

Las utopías urbanas según Disney

24.7.09

aqui les dejo este interesante articulo, no se me habia ocurrido, sobre la visión de Walt Disney del urbanismo, curioso ver la aproximación de un No Arquitecto, saludos.

inspirations

“… si Disney despertase
el tiempo es la ilusión que no vuelve más
el tiempo, esa ilusión en cualquier lugar.”

Fito Páez

Desde hace unos meses venimos hablando aquí acerca de las utopías que fueron desarrolladas en las décadas de los 60s y 70s. La mayoría de ellas han sido sueños que han nacido en la mente de arquitectos como Yona Friedman, Antonio Sant’Elia o Archigram, incluso algunos artistas como Constant dejaron ver su interés arquitectónico y urbanístico al crear propuestas como el proyecto New Babylon. Pero ¿nos hemos detenido a pensar que sucede cuando estas utopías surgen de la mente soñadora de un no-arquitecto? Este es el caso de Walt Disney, productor, guionista e ilustrador y por lo que hemos visto con el paso de los años, gran empresario. Entonces, ¿de donde surge ese deseo de crear la ciudad del futuro?

Por otro lado puede parecer contradictorio tocar el tema de Disney en un blog como este. Hablando con varios amigos arquitectos, sin comentarles mi intención de escribir acerca de este tema, la respuesta ha sido bastante unánime: todos recuerdan con nostalgia infantil su primer viaje a Disney, los que no han estado critican el consumismo y el mundo totalmente irreal que representa, pero para ningunos pasa inadvertido este megaimperio surgido en los años 50s. Para la mayoría de nosotros es conocido que Disney representa a cabalidad lo que llamamos el “american way of life”, en sus películas siempre ganan los buenos, el malo es castigado y el futuro se ve color de rosa. Pero intentemos olvidar esto por un momento y centrarnos en el diseño de EPCOT, que es lo que queremos compartir y debatir aquí.

EPCOT Center, 1979

Disney vivió de 1901 a 1966, pero ya en los primeros años de la década de 1960, pensaba en el desarrollo de EPCOT como una ciudad-experimento o como el mismo lo llamó (y de donde viene el nombre EPCOT): “Experimental Prototype Community of Tomorrow”. De hecho, la principal motivación que tuvo Disney para construir y centrar todas sus energías en construir Walt Disney World era tener un sitio en donde construir más adelante su ciudad soñada: EPCOT Center. Solo que según podemos ver en los archivos de planos, planes y memorias, no EPCOT tal como lo conocemos ahora, un parque temático; más bien las ideas originales pretendían dar forma a un proyecto compuesto por diversos elementos que cabrían dentro de lo que es una ciudad del futuro: comunidad habitacional, aeropuerto, parque industrial, etc, todo concebido con las más avanzadas tecnologías de aquellos años. Con la muerte de Disney en 1966 la visión sobre su utopía cambió por parte de los promotores y por ello el EPCOT Center actual se encuentra muy alejado de los planes que Disney tenía en mente.

epcot-center-hoy

Ya en los años 50s Disney había mostrado interés por “construir el futuro”, tal como pretendió hacer con la Future House ubicada en el primer Disneyland.

Demos un repaso histórico al proyecto:

El diseño de EPCOT se remonta a los últimos años de vida de Disney y creía tanto en su sueño, que además de diseñarlo, se dedicó a todo lo que un nuevo proyecto conlleva: papeleo, compra de bienes inmuebles, etc. Aunque todas estas gestiones quedaron paralizadas por más de 15 años con su muerte. Disney explicaba así su proyecto:

“EPCOT will take its cue from the new ideas and new technologies that are emerging from the forefront of American industry. It will be a community of tomorrow that will never be completed. It will always be showcasing and testing and demonstrating new materials and new systems.”

master_plan

El plan original tenía capacidad para albergar 20,000 habitantes y se visualizaba como un banco de pruebas para la planificación de la ciudad y su organización. El diseño, de forma circular y concéntrica en torno a la zona comercial y empresarial, con las zonas de servicios (escuelas, edificios comunitarios) alrededor y los barrios residenciales en el perímetro. Los sistemas de transporte se asemejan enormemente a lo que en la actualidad podemos encontrar en cualquier ciudad moderna y con preocupaciones por el ahorro de energía: un sistema de tranvías y de sistemas APM (automated people mover), mientras que los sistemas de parking y vías automovilísticas se mantienen bajo tierra para que la superficie fuese totalmente peatonal. Se preveía un sistema de vivienda basado en el alquiler a precios bajos (¿vivienda de protección oficial en Estados Unidos?) y no en la compra. Un proyecto como este rompía con todos los esquemas de libre mercado que son la base del capitalismo en Estados Unidos, por lo que es fácil imaginar que fue imposible en aquellos años obtener financiación para el proyecto no permisos administrativos para comenzar la construcción.
En la nota de prensa enviada por Walt Disney Productions en 1967, Disney afirma acerca de EPCOT “It will never cease to be a blueprint of the future, where people actually live a life they can’t find anywhere else today.”

transporte-02

La mayoría de planes de Disney para EPCOT fueron enterrados con él y el parque inaugurado en 1982, poco tiene que ver con esta utopía. Sin embargo, algunas partes del diseño se mantuvieron o implementaros y vale la pena mencionarlas, como el sistema de recolección de basura llamado Automated Vacuum Assisted Collection (AVAC) desarrollado en Suiza e implantado por primera vez en Estados Unidos en Disneyland. Los sistemas de transporte fueron parcialmente utilizados, sobre todo el monorraíl que conecta todas las fases del parque temático. Las áreas residenciales de alta densidad o los cinturones verdes son conceptos aún vigentes en el diseño de ciudades



Pero no todo es positivo en esta utopía: Disney no era arquitecto ni urbanista como hemos mencionado, era un hombre de negocios con un gran olfato, por lo que pretendía que primara el control corporativo sobre el democrático, llegando a afirmar que en esta comunidad llamada EPCOT no habría espacio para el chabolismo, ya que ellos no lo permitirían, no habrá promotores inmobiliarios ni derecho al voto, ya que el control estaría en manos de quien mejor sabría hacerlo: una estructura corporativa manejada por Disney Company. Ellos crearían empleos, implementarían la educación y eliminarían la pobreza.

Ahora, casi 50 años después, solo nos queda preguntarnos ¿Hubiese funcionado esta utopía en la época actual?



Más info:
- wiki
- Walt Disney’s original EPCOT project

Publicado por manuel peña en 22:20 2 objeciones! Enlaces a esta entrada  

Vitra Children Workshop / Alejandro Aravena

10.7.09

lo mas interesante de este proyecto es que Aravena comparte el modelo en Sketch-Up aquí

A thing, not an object.

It’s been a couple of years now, since I heard Argentinean architect Rafael Iglesia describe one of his projects as the attempt to produce a thing not an object. A thing, he said, does not have project, it has not been designed; but an object has.

I might have misunderstood what he meant, but I translated it as the difference between a chair and a stone. A chair is designed to be able to sit on it. A stone, if of the right size and form, may allow to sit on it, but was not designed as such. A thing has a life on its own, it has no purpose; only circumstances, e.i. use, make a thing become intentional.

080828_vitra_07

Even though it might seem a paradox, the idea of designing a building as if it has not been designed remained in my mind. I wanted to achieve the status of those cases that are closer to nature than to artifice, even though they are obviously manmade, cases in which the consecutives layers of knowledge applied to a given question and the uninterrupted trial and error approach besieging a problem, have shaped answers efficiently and smoothly. Some archaic shoes, some antique vases or some primitive tools have erased the traces of their formation process up to the point of acquiring the capacity to fit life, naturally.

The VITRA job seemed from the very beginning to be the case to do a thing not an object, something as natural and statement-free as a stone, but if of the appropriate size and form, able to perform as a building, in this case as a children workshop.

No ideas, but facts

The first meeting took place in November 2007, on site: an existing garage neighboring Siza’s factory and Hadid’s firestation, that had been recently added to the Weil am Rhein Campus property. Rolf Felhbaum began by saying, as if it was a very normal thing, that he wanted a “direct” building for hosting the workshops that VITRA offers to children as an extra curricular activity. He did not say simple, nor cheap, but direct. It was one of the healthiest and most strategic starts I have ever had. Looking back, that first requirement, became the frame that defined the tone of the discussion and oriented the decisions that were taken afterwards.

080828_vitra_06-copy

In part due to the remoteness (Chile-Switzerland), in part because it just happened that way, we started a “thinking-out-loud” type of process: an Internet dialogue in the form of texts and drawings where very clear, common sense, pragmatic options were evaluated. It was an exchange of facts, not ideas. Ideas are overrated.

Do we keep the garage and adapt it for the workshops? Being the building just a collection of small additions not flexible enough for an easy reuse, and being the environmental standard of the construction very poor, insufficient for an educational facility and very costly for a simple upgrade, what appeared to be more reasonable, was to demolish the existing structure.

However, to keep the 400 m2 underground made a lot of sense. So, the footprint of the basement, dictated the shape of the building on top.

basement floor plan

Do we integrate the basement by perforating the slab? To remove some earth and get rid of a peripheral wall to bring light, air and people through a sloped courtyard, was easier.

How do we prepare the initial building to grow afterwards and still make sense? We thought that a fence was more flexible for future developments than a building. We spent a lot of time trying to balance a shape and size for the fence with the maximum space for the workshops but the minimum impact in the context in order to let Hadid’s building be visible from the street.

The long distance dialogue was followed by regular face to face meetings with Rolf Fehlbaum and the VITRA crew, where key, very precise and fresh conditions and orientations were given:

Use encouraging materials. Not rough, low budget, but encouraging materials.

corte-aa-2_3d_der_m

Do a happy building. Think of an environmentally friendly eventually recyclable structure. Discipline the form.

That is how we arrived to the wood and the reet as materials for the building. Form follows facts: The thatch roof follows archaic rules, taken from a time when construction and environment were not an option nor a technique but a fact as natural as gravity. The wood is laid in a way that structural intuition more than calculus informs its form.

Since we cannot compress the time required for an object become a thing, we decided to integrate as many layers of accumulated knowledge as possible, replacing experimentation by synthesis.


Publicado por manuel peña en 6:50 0 objeciones! Enlaces a esta entrada